Bibiana Monje Logo

El amor no es suficiente.

Eso es increíble, ¿eh?

En este juego en el que TODO ES AMOR 

disfrazado de cualquier cosa 

descubrimos que en este plano 

el amor no es suficiente.

Porque sería una redundancia, 

un encarnar sin sentido.

Porque pienso que venimos a eso, 

a experimentar el significado íntimo y creativo 

de lo que para cada unx es el amor.

Y es en la coincidencia de esa creación con el otro

cuando se puede vivir o no en relación.

Y es que AMAR…

Joder, todxs hemos amado a alguien (o a muchxs) 

con tanta fuerza que podríamos salvar al puto mundo

y sin embargo no alcanzó para vivirlo.

Es jodido eso, ¿eh?

Elegir entre un amor increíble o un amor vivible.

La coherencia interna es lo más duro que hay.

Cuidado con la arrogancia que nos salva 

de no vernos en los espejos.

Yo estoy descubriendo que nunca pude elegir,

siempre lo hizo mi herida (mi cuerpo).

Que nunca pude irme cuando tocaba

ni actuar coherente como sentía o pensaba.

Porque no podía vivir 

sin evitar la angustia de la desconexión, 

la culpa o la obsesión de una vida sin afecto, 

resultado de mi imposibilidad biológica.

Jodido eso, ¿eh?

Creo que empiezo a notar 

unos centímetros de distancia 

entre las pulsiones de la inercia y mi voluntad. 

Empiezo a sentir que corre el aire 

entre la herencia y mis deseos. 

No es mucho, 

pero a veces puedo discernir 

y permitirme sentir cosas 

que antes eran impensables.

Quizas pueda empezar a elegir algún día.

Y lo confieso, 

es horrible la responsabilidad, 

un abismo sin referencias.

Pero el camino hacia mi propia libertad 

está totalmente decretado

y no creo que sea posible pararlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *